Sunday, June 19, 2011

Mi padre, yo y la serie mundial


Nunca fuimos buenos amigos,
nunca fui el hijo que quisiste,
ni tu el padre que yo quería,
las cosas nunca son como uno quiere

Tu, pesca, yo basquetbol,
tu, softball, yo fútbol,
pero siempre teníamos un pretexto,
cada otoño, era cuando mas cercanos nos sentíamos,
siempre el pretexto era la serie mundial,
aunque nuestros Indios nunca llegaban.

Nunca me regalaste juguetes,
me enseñaste a hacerlos,
nunca me llevaste al cine a ver una pelicula infantil,
pero gracias a ti conocí a Oliver Stone cuando era un chamaco

nunca hablabamos, de tu vida,
a cambio de eso me contabas historias,
no me dejabas ver televisión,
pero conocí la quimica desde antes de poder pronuciar bien la palabra quimica.

Eramos tan diferentes
tu vicio el alcohol,
el mio el tabaco,
pero compartíamos uno,
las mujeres.

No tuve la infancia que hubiera deseado, pero no cambiaría nada de ella, porque gracias a ti soy lo que soy, con muchos defectos, pero con muchas virtudes también, gracias por ser como eras, todos dicen "el te quería a su manera", la verdad no lo sé, pero se que me respetabas, y yo siempre te respetare a ti.
Cuídate mucho donde quiera que estes, arriba o abajo, donde sea, algun dia nuestros Indios ganaran la serie mundial

3 comments:

Neena said...

Muy emotiva esta entrada, me ha encantado, la foto también trae mucha añoranza acompañado de tus letras todo una buena combinación de 10.

Un abrazo!!

Tatiana Capacha said...

muy padre santo, estoy leyendo todo lo que no he leido....y es una excelente manera de empezar

Esquivel said...

:)El parecido es realmente inegable!!